Connect with us

Vídeos infantiles

La verdadera historia del árbol de Navidad

Descubre la verdadera historia del árbol de Navidad con los vídeos de Navidad para niños. Los vídeos de cuentos infantiles serán divertidos para los niños.

Publicado

en

Los niños no podrán hablar de la Navidad sin nombrar al árbol de Navidad, ese abeto que decora nuestras casas durante las fiestas navideñas. Os contamos la verdadera historia del árbol de Navidad en el vídeo de Navidad para niños, un cuento infantil navideño que les apasionará.

Cuál es la verdadera historia del árbol de Navidad

El vídeo de la verdadera historia del árbol de Navidad será un vídeo online con el que los niños disfrutarán pudiendo ver nuestra colección de vídeos de cuentos infantiles, un plan perfecto para las fiestas navideñas.

Érase una vez hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano: dos angelitos bajaron del cielo para anunciar el nacimiento del niño Jesús.

ANGEL 1: ¡Despertar pastorcillos! No tengáis miedo, no os asustéis.

PASTOR 1: ¿Qué pasa? ¿Qué ocurre? ¿Quién eres tú  y qué quieres?

ANGEL 2: Pastorcillos, os traemos una  gran noticia! Muy cerca de aquí ha nacido el niño Jesus.

PASTOR 2: ¿Dónde? ¿Dónde ha nacido?

ANGEL 1: Lo encontraréis en un establo junto a su madre María y su padre José.

PASTOR 3: Vamos todos a verlo. Rápido amigos, no perdáis tiempo.

PASTOR 2: Pero habrá que regalarle algo; si ha nacido en un establo no tendrá mucho dinero. Y seguro que tiene hambre y frio.

PASTOR 1: Yo le llevaré leche de mis ovejitas, para que pueda comer.

PASTOR 2: Yo le llevaré lana de mis ovejas, para que su mama lo abrigue y no vuelva a tener frio.

PASTOR 3: ¿Ovejitas queréis venir con nosotros?

PASTOR 1: Venga, no perdamos más tiempo, vamos corriendo!

ARBOL: ¿Dónde vais con tanta prisa pastorcillos?

PASTOR 2: Vamos al portal de Belén a ver al niño Jesus que acaba de nacer

ARBOL: Yo también quiero ir ¿Me lleváis?

PASTOR 3: Tú no puedes acompañarnos. No puedes andar, no tienes pies.

ARBOL: Por favor, por favor...Yo también quiero llevarle regalos al niño Jesus

PASTOR 2: Tengo una idea, podemos adornarte para que todo el que pase te vea y le cuentes la buena noticia.

PASTOR 3: Podrás decirles a todos que el niño Jesus ha nacido.



(Los pastorcillos se van corriendo y dejan el árbol decorado para que la gente lo vea.)

LAVANDERA  1: Señor árbol, ¿por qué estás tan bonito?

ARBOL: Porque en el portal de Belén ha nacido el niño Jesus y como yo no puedo moverme me han adornado para que se lo cuente a todo el mundo que pase por aquí.

LAVANDERA 2: ¡Qué buena idea! Nosotras también te adornaremos

(Las lavanderas adornan el árbol.)

LEÑADOR 1: Mira ese árbol, como brilla! ¿Por qué brilla tanto señor árbol?

ARBOL: Porque en el portal de Belén ha nacido el niño Jesus y como yo no puedo moverme de aquí me han adornado para que se lo cuente a todo el mundo que pase por aquí.

LEÑADOR 2: ¡Ha nacido el niño Jesus! Vamos, vamos corriendo a llevarle leña para que esté calentito.

(Los leñadores se van)

MELCHOR: Parece que vamos por el buen camino, la estrella nos guía.

GASPAR: Si seguimos por este camino y no nos perdemos encontraremos pronto al Niño Jesus

BALTASAR: ¿Qué es eso tan bonito en medio del camino?

MELCHOR: ¿Por qué estás tan decorado, señor árbol?

ARBOL: Porque en el portal de Belén ha nacido el niño Jesus y como yo no puedo moverme de aquí me han adornado para que se lo cuente a todo el mundo que pase por aquí.

GASPAR: Nosotros también venimos a ver al niño Jesus y a traerle regalos, a él y a todas las personas buenas del mundo.

BALTASAR: Y para ti también habrá algo, porque desde hoy, tú serás el árbol de navidad.

(Y el árbol brillo junto con muchos regalos)

ESTRELLA 1: Por eso, desde entonces, en muchos pueblos y en muchas casas el Árbol de Navidad nos recuerda que Dios ha nacido.

ESTRELLA 2: Y cada año, en Navidad, los tres reyes magos traen regalos a todos los niños que hayan sido buenos;  y carbón a los que no.

Por eso, cada Navidad, todos los niños del mundo decoran un árbol para que los tres reyes magos les dejen regalos y recuerden la noche en la que el niño Jesús nació.