Connect with us

Alimentación

Nutrientes que no deben faltar en una alimentación infantil saludable

Estos son los nutrientes que no deben faltar en una alimentación infantil saludable, para que tus retoños coman bien y crezcan muy felices.

Publicado

en

Nutrientes de la alimentación infantil

La infancia es la etapa de la vida en la que los seres humanos crecemos y nos desarrollamos con mayor rapidez. Por ello, es muy importante que desde pequeños los niños lleven siempre una alimentación variada, equilibrada y que vele por su salud. Estos son los nutrientes que no deben faltar en una alimentación infantil saludable, para que tus retoños coman bien y crezcan muy felices.

La importancia de una alimentación saludable para los peques

Durante la infancia, los seres humanos adoptamos los hábitos alimentarios que marcarán de forma considerable nuestra salud, crecimiento y desarrollo en el futuro. Por ello, es importante que desde pequeños los niños sean conscientes de la importancia que tiene llevar una alimentación saludable.

Además de influir directamente sobre el estado de salud, la alimentación determina también que los niños crezcan y se desarrollen correctamente, que adquieran una óptima capacidad de aprendizaje y que sean capaces de pensar, socializar, e incluso, de prevenir la aparición de muchas enfermedades.

Los menús que los niños comen cada día deben ser variados y equilibrados, y es importante que les proporcionen todo tipo de nutrientes:

  1. Hidratos de carbono

Una correcta alimentación infantil debe contener hidratos de carbono. Los nutricionistas recomiendan que entre el 45 y el 60% de las calorías totales que consumen los niños en un día provengan de los carbohidratos.



Sin embargo, de estos hidratos sólo el 10% deben ser azúcares simples, mientras que el 90% restante debe proceder de alimentos ricos en fibra, como los vegetales y las frutas, o las legumbres y cereales que te ofrece por ejemplo El Granero Integral, una marca de importante trayectoria en el sector de la alimentación ecológica.

  1. Grasas

Las grasas deben también estar presentes en el menú diario de los niños, pues les ayudan a conseguir un desarrollo neurológico y motor óptimo durante toda la etapa de crecimiento. De hecho, es importante que representen en torno al 25% de las calorías diarias que consumen los menores cada día. Y si un alto porcentaje de las grasas es de origen vegetal, mejor.

  1. Proteínas

Las proteínas de origen animal y vegetal deben representar entre el 10 y el 30% de las calorías totales en una dieta infantil. Los expertos en nutrición recomiendan que los niños coman carne y pescado entre dos y tres veces por semana.

  1. Fibra

La fibra es un nutriente esencial para conseguir un correcto tránsito intestinal. Por ello, la alimentación infantil debe estar repleta de productos con un alto contenido en fibra, como las frutas, las verduras o los cereales integrales. Los productos El Granero Integral contienen altas dosis de fibra, por lo que son una opción a tener muy en cuenta en la alimentación infantil.

  1. Vitaminas

Las vitaminas, especialmente las del complejo A y las de los grupos B, C y D son esenciales para los procesos de metabolización, y también para reforzar el sistema inmunitario de los más pequeños. Las legumbres, los cereales integrales, y las frutas y verduras de temporada aportan a los niños todas las vitaminas que éstos necesitan tomar diariamente para un correcto desarrollo.

  1. Minerales

Los minerales como el calcio son también esenciales para que los peques de la casa se desarrollen y crezcan de una forma saludable. Se recomienda que los niños tomen, como mínimo, medio litro de leche o derivados lácteos cada día.

Otros minerales como el zinc o el magnesio son también muy importantes para el desarrollo saludable de la piel y las articulaciones. Estos nutrientes se pueden encontrar en el pescado, las legumbres, las carnes, la leche y los vegetales de hoja verde.

Cuando los niños llevan una dieta inadecuada o rica en grasas, azúcares y calorías vacías, los estamos exponiendo desde una edad muy temprana a que desarrollen a medio o largo plazo enfermedades que son fáciles de evitar siguiendo unas pautas alimentarias saludables.

Por eso nuestro consejo es que te asegures de que estos nutrientes que te hemos comentado no falten en la alimentación de tu pequeño y que, por encima de todo, sigas las pautas del pediatra sobre la alimentación idónea para él.