Connect with us

Cuentos infantiles

Leyendas argentinas mágicas y cautivadoras para niños

Te traemos unas leyendas argentinas para niños, tradicionales y actuales, que harán las delicias de tus peques y estimularán su imaginación.

Publicado

en

Leyendas argentinas para niños

Los niños adoran los cuentos infantiles y las leyendas: les hacen soñar con un mundo mágico lleno de misterios, y las leyendas argentinas para niños son especialmente cautivadoras y mágicas.

Puedes encontrarlas fácilmente en sitios como la página frases.top junto a frases lindas y bonitas que también cautivan los corazones de los más pequeños. A continuación vamos a mostrarte las leyendas argentinas para niños más bonitas que puedes contar a tus peques:

Leyendas argentinas para niños

Existen varias leyendas argentinas para niños, que puedes imprimir para leérselas siempre que quieras. La leyenda de la Flor de Ceibo es una de las más conocidas y hermosas:

Leyenda de la Flor de Ceibo

La leyenda de la Flor Nacional de la Argentina fue narrada y transmitida anónimamente de generación en generación. Se comenta que en las riberas del Paraná habitaba una india poco agraciada, pero con un gran corazón, llamada Anahí.

Durante las tardes de verano deleitaba a su tribu guaraní con canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra. Pero todo acabó cuando llegaron los invasores, quienes se apoderaron de las tierras.

Anahí fue capturada junto a otros indígenas de la tribu, sufriendo de soledad durante muchos días y privada de libertad. Una noche decidió escapar mientras su centinela dormía, pero él despertó de repente. Anahí, que estaba decidida a recuperar su libertad, luchó contra el guardia -quien perdió la vida- y logró escapar.

Los conquistadores salieron a la captura de Anahí, hasta que la encontraron. Decidieron castigarla por la muerte del guardia prendiendo fuego a un árbol al que ella fue atada. Cuando el fuego comenzó a subir, ocurrió una escena milagrosa: Anahí se fue convirtiendo en el árbol.

A la mañana siguiente el árbol mostraba una belleza encantadora, con hojas verdes relucientes y flores rojas aterciopeladas, a las que llamaron flor de Ceibo. Según la leyenda, la naturaleza ofreció este maravilloso regalo ante la muestra de valentía de Anahí frente al sufrimiento.

Leyendas argentinas cortas y actuales

Se puede escribir un grueso libro con las leyendas argentinas cortas, y más concretamente con las leyendas argentinas para niños. Lo importante no es la veracidad de estas historias, claramente de carácter fantástico: el verdadero encanto de las leyendas es el misterio que las rodea. Son cuentos que hacen volar la imaginación infantil alrededor de la magia y los eventos imposibles.



Y si antes veíamos una leyenda tradicional argentina para niños, ahora os hablaremos de dos leyendas cortas con un origen bastante reciente que han aparecido en los medios de comunicación, fascinando a los habitantes de Argentina, tanto de la capital como de otras provincias.  Se trata de la leyenda del pitufo Enrique y la de la bailarina fantasma del Teatro Colón.

La leyenda del pitufo Enrique comenzó el 17 de abril del 2000 en Santiago del Estero.

Dos policías de la localidad argentina de Frías aseguraron haber visto en la plazoleta Antonio De La Vega a una criatura que parecía un niño desde lejos. Los agentes dijeron a los canales de televisión que los ojos de esta criatura se iluminaron de forma mágica antes de desaparecer. Poco después, otro policía dijo haber presenciado un hecho parecido en la Banda Varela, Catamarca.

Aquellas leyendas que combinan elementos mágicos con otros más propios de historias de Halloween son las preferidas tanto por niños como por mayores. La bailarina fantasma que muchos aseguran que aparece en los pasillos del Teatro Colón es un ejemplo perfecto.

Como bien se sabe, el Colón es uno de los principales teatros de Argentina. Es un recinto con mucha historia, donde han actuado grandes artistas nacionales e internacionales. Pero quizás el personaje más famoso del teatro es la bailarina fantasma cuyo espíritu decidió quedarse a vivir en el lugar, según los empleados que trabajan allí.

En esta época de modernidad y grandes avances tecnológicos, las leyendas nos mantienen conectados a tiempos más sencillos, cuando historias fabulosas se transmitían de generación en generación.

Gracias a internet, niños y adultos se siguen maravillando con las leyendas argentinas, historias llenas de magia e intriga.