Connect with us

Juguetes

Juegos didácticos para niños: diversión y desarrollo para tus hijos

Jugar es una herramienta muy eficaz para promover el desarrollo psicomotriz de los más pequeños. ¿Conoces las ventajas de los juegos didácticos para niños?

Publicado

en

Juegos didácticos infantiles

Jugar es uno de los principales alicientes que encontramos durante la infancia, pero también es una de las herramientas más eficaces para promover el desarrollo físico y psíquico de los más pequeños. ¿Conoces las ventajas de los juegos didácticos para niños? Te las contamos a continuación.

5 beneficios de los juegos didácticos para los niños

A día de hoy, sabemos que los juegos didácticos son uno de los mayores estímulos para el aprendizaje en la etapa infantil. Y es que, a través de ellos, los pequeños de la casa aprenden y desarrollan nuevas habilidades y conceptos, pero también fomentan la creatividad, y aprenden a interactuar con su entorno.

Los papás y mamás pueden encontrar en el mercado una amplia variedad de juegos para niños, desde juegos de mesa, rompecabezas, juegos de construcción, juegos de cartas o actividades creativas con los que tienen la opción de participar de forma directa en el aprendizaje de sus hijos.

A continuación conoceremos todos los beneficios que aportan los juegos didácticos a los niños, junto con algunos ejemplos de juegos que puedes comprar a través de la tienda online Material Escolar, materialescolar.es. Además, por ser lector de Cosas de Peques, MaterialEscolar.es te ofrece en su web un exclusivo descuento a través del cupón PEQUESS-5. ¡Vamos a por ello!

1. Contribuyen a desarrollar las habilidades sociales

Los niños desarrollan su faceta social a través del colegio, de la familia y también con los juegos didácticos. De hecho, muchos de estos juegos educativos fomentan su capacidad de cooperación a través de las reglas del juego.



El dominó animales es, por ejemplo, una fantástica opción de juego para el desarrollo de las habilidades sociales en niños a partir de 3 años, ya que en este juego deben aprender las reglas y respetar cada turno.

2. Mejoran la capacidad de concentración

Muchos juegos didácticos, como por ejemplo, los juegos de fichas de sumar y restar, contribuyen a mejorar la capacidad de concentración de los pequeños a partir de los 5 años de edad. En juegos como este los niños deben centrar toda su atención en contar todas las imágenes que visualizan en las fichas, a través de diferentes niveles de dificultad.

3. Mejoran la autoconfianza

Algunos juegos didácticos que implican poner en marcha la capacidad de resolución, como por ejemplo, los rompecabezas, son ideales para mejorar la autoconfianza de los más pequeños. Esto es debido a que al finalizar el juego, los niños sienten que han conseguido un logro por sí mismos, algo que les transmite una gran seguridad.

4. Entrenan la memoria

Otro de los grandes beneficios que aportan los juegos didácticos a los niños, especialmente todos los juegos de concentración, es que les ayudan a entrenar la memoria y también a ser más constantes para lograr el éxito en el futuro.

A través de algunos juegos, como Aprende los animales, los niños a partir de tres años aprenden a relacionar los sonidos que emite cada animal con su imagen, a través de unas divertidas fichas de juego.

5. Despiertan su interés por el mundo que les rodea

Son muchos los juegos didácticos cuyo propósito fundamental es el de despertar en los niños un creciente interés por todo lo que hay a su alrededor. Este es el caso, por ejemplo, de los juegos de investigación científica, los juegos de geografía o del cuerpo humano.

Y para los más pequeños estos juegos serían, por ejemplo, los de aprender las horas o el calendario, o los juegos en los que los peques tienen que acertar la respuesta correcta a través de un lápiz que se ilumina.