Cosas de pequesRecomendadosIdeas para reformar la habitación de tu pequeño

Ideas para reformar la habitación de tu pequeño

Ideas para reformar la habitación de tu pequeño 15 Mayo, 2017
Reformar la habitación de los niños

Reformar la habitación de los niños



En muchas ocasiones no queda más remedio que realizar una reforma que mejore las condiciones del hogar y también su decoración o su practicidad. Algo que ocurre con mayor frecuencia si la estancia en la que estamos pensando es la de nuestro hijo. Y es que a medida que los niños crecen van cambiando sus necesidades, por lo que se hace necesario habilitar su habitación para que pueda jugar de un modo acorde a su edad y estudiar al mismo tiempo. Pero no solo eso, sino que existen habitaciones con tamaño reducido a las que debemos tratar de sacar el mejor partido para que quepan todas las pertenencias del pequeño.

Para reformar una habitación infantil debemos tener claro que es importante que seamos prácticos pero también creativos, así que es imprescindible que contemos con la ayuda de un especialista para la reforma del hogar que nos dé los consejos necesarios para empezar con la reforma que convertirá la habitación del pequeño en un sitio más acogedor, cómodo y práctico.

¿Cómo reformar la habitación de un niño?

  • Lo que debemos tener en cuenta antes que nada es la distribución que queremos darle a la habitación, ya que existen espacios necesarios como los que ocupan la cama y el escritorio, que es donde el niño descansará y estudiará respectivamente. A parte de ello, pensaremos en el espacio de juego y también en los armarios y resto de muebles que nos servirán para guardar la ropa, los juguetes para niños y el resto de sus cosas.
  • Es necesario aprovechar el espacio al máximo, por ello elegiremos una cama que tenga un nido debajo para poder guardar la ropa de las siguientes temporadas, así como aquellos libros y objetos que no se utilicen normalmente, pero que se quiera tener a mano.
  • Deberemos fijarnos en cómo orientamos los objetos de la habitación: en qué lugar deben estar la cama y el escritorio dependiendo de la luz y de las ventanas que tenga la estancia. Concretamente, hay que procurar que la luz que entra no cree sombras en la libreta donde el niño hace sus deberes del cole.
  • Por otra parte, también se pueden realizar pequeños altillos que nos ayuden a guardar sus juegos infantiles y otros objetos en la parte alta de la habitación, ya que todo espacio extra es bienvenido para almacenar la multitud de material que los niños acumulan con los años.
  • El color es algo primordial aunque en muchas ocasiones parezca algo secundario. Y es que dependerá del color del que pintemos una estancia que esta parezca más grande o más reducida, del mismo modo que ayudará a que el niño se concentre más, sea más creativo, se muestre más alegre o todo lo contrario, ya que no es poca la influencia que pueden tener los colores en el estado de ánimo.
  • Ocupar la habitación por completo implicará que los padres no podamos limpiarla con facilidad, y cuantas más cosas haya por medio será más el polvo que se posará sobre los objetos, así que intentaremos tener la habitación recogida. Para ello, es muy importante utilizar armarios, y si son empotrados, mejor que mejor, ya que son más seguros para los niños y generalmente tienen mayor capacidad. Si su habitación no dispone de ellos podemos construirlos con la ayuda de un profesional.

En cuanto a la decoración, depende mucho del gusto del niño, así que intentaremos que los objetos decorativos no entorpezcan el uso diario de la habitación, que pueden llegar a estorbar y se ensucian con más facilidad. Por ello podemos optar por vinilos, cortinas o pinturas en la pared que no resulten molestas y que dejen espacio para los elementos necesarios en la habitación de un niño. Y es que es necesario ir adaptando constantemente la habitación a los usos que se le van dando y por supuesto al constante crecimiento de nuestros hijos.