Cosas de pequesRecomendadosFiestas infantiles5 ideas para preparar una fiesta infantil inolvidable

5 ideas para preparar una fiesta infantil inolvidable

5 ideas para preparar una fiesta infantil inolvidable 24 enero, 2018
Organiza una fiesta infantil inolvidable

Pocas cosas hacen más ilusión a un niño que una fiesta en la que sea el protagonista absoluto. Por su cumpleaños, en el día de su comunión o, simplemente, para celebrar el final de curso.

Para los más pequeños, su fiesta es todo un evento de lo más emocionante. Los preparativos no son pocos: la merienda, el vestuario (¿qué tal una fiesta temática o de disfraces?), la música, los adornos, las invitaciones, los juegos… Las fiestas de niños siempre son muy divertidas, sobre todo, si dejas que los niños participen de manera activa en esa organización para que todo salga genial.

Así que, si tienes previsto organizar una fiesta para tu hijo, toma nota de estas ideas para sorprenderle y hacer de esta fiesta infantil algo inolvidable.

¿Qué preparar para que disfruten de una fiesta única?

Con muchas ganas y un poco de imaginación, te resultará sencillo hacer realidad su fiesta soñada. Ten en cuenta la edad del niño, lo que más le gusta y los amigos a los que piensa invitar y proponle algunas de las siguientes sugerencias para ver qué le parecen.

Al fin y al cabo, tu hijo será el protagonista de la fiesta y debemos tener en cuenta su opinión.

  1. Invitaciones, regalos personalizados y algún que otro detalle original

Parte de la emoción de la fiesta radica en el reparto de las invitaciones. A los niños les encanta hacer la lista de invitados y entregar la correspondiente invitación a su amigo con la solemnidad que merece.

Podéis hacer vosotros mismos unas bonitas tarjetas originales. Aunque también será un detalle único entregar, a la entrada de la fiesta, una pulsera con algún motivo especial: la fecha de la fiesta, una frase divertida, su nombre y el del cumpleañero, un dibujo… Para ello, las pulseras tyvek baratas te darán excelentes resultados.



Además, cuando termine la fiesta, puedes entregar a cada invitado un detalle por haber asistido: una cajita con chuches, una pequeño peluche o un cuento.

  1. Decoración alegre y divertida

Hay ideas muy sencillas que consiguen transformar cualquier espacio en el lugar ideal para celebrar una gran fiesta infantil. Guirnaldas de bienvenida y unos cuantos globos no pueden faltar y, si además, se trata de una fiesta de cumpleaños, se pueden colocar unas fotos que reflejen la “larga trayectoria vital” del homenajeado.

Es un detalle original que quedará muy bien, sobre todo si sale acompañado de los amigos a los que ha invitado. ¡Les encantará ver cómo han crecido!

  1. La música, que no falte

A los niños les encanta cantar y bailar, así que la música es un ingrediente básico para conseguir el éxito total de la fiesta. Puedes recurrir a las fórmulas tradicionales (CD, karaoke, etc.), o apoyarte en iniciativas como Clickandsound, que harán que contratar a un grupo musical que se adapte a las preferencias de los más pequeños sea fácil y rápido.

Si prefieres que asista a la fiesta un animador infantil, un mago o un cuentacuentos, para combinar la música con otras actividades, también puede ser una magnífica idea.

  1. Una merienda para gourmets

No hay fiesta que se precie sin una buena “merendola” y, para organizarla, no hace falta invertir mucho tiempo y dinero. Hay recetas muy sencillas que además puedes preparar con la ayuda de los niños, que estarán encantados de convertirse en chefs por un día.

Prepara un buffet en el que no falten mini hamburguesas, perritos calientes, algunas pizzas, picoteo variado… y de postre. ¿Qué tal una deliciosa fondue de frutas con chocolate?

Un detalle que marcará la diferencia será preguntar, antes de la fiesta, si alguno de los invitados tiene alguna alergia o intolerancia. Así, nos aseguraremos de que puedan comer todo lo que preparemos.

  1. Juegos variados para que no paren ni un momento

Ten prevista una extensa lista de juegos infantiles con los que resulte imposible un minuto de aburrimiento. Según el espacio disponible, proponles juegos como el “pilla pilla” o el escondite y, para conseguir momentos de tranquilidad, juegos como las adivinanzas, que siempre gustan y divierten a partes iguales.