Cosas de pequesRecomendadosConsejos para que el viaje con tus hijos sea un éxito

Consejos para que el viaje con tus hijos sea un éxito

Consejos para que el viaje con tus hijos sea un éxito 17 Mayo, 2017
Cómo viajar con tus hijos

Existe una serie de circunstancias que deben tenerse en cuenta para evitar imprevistos si vas a realizar un viaje con tus hijos. Los más pequeños de la casa necesitan todavía de nuestra atención. Queremos que disfruten con nosotros, pero no podemos olvidar que son seres dependientes y que nos necesitan casi a cada momento. Por eso vamos a darte unos consejos para viajar con niños, muy importantes para que vuestro viaje salga a las mil maravillas.

Cómo viajar con tus hijos

¿Qué medio de transporte elegir al viajar con niños?

Cada medio de transporte tiene sus propias ventajas e inconvenientes. Si viajamos en avión llegaremos antes a nuestro destino, pero no podemos obviar el pesado control de equipajes o la necesidad de llegar a la terminal con una cierta antelación. Del mismo modo, no hay que olvidar que, durante el vuelo, siempre pueden aparecer los llantos. Cuanta más empatía consigamos de la gente que tenemos alrededor, mucho mejor. Llevar agua o tapones para evitar los clásicos dolores de oídos también nos puede sacar de un apuro. Además, si escogemos volar, vale la pena hacerlo en compañías de renombre, ya que las de bajo coste suelen viajar a aeropuertos más alejados, con todo lo que ello conlleva.

Respecto al tren, ganaremos en espacio respecto al avión, puesto que podremos estirar las piernas o dar pequeños paseos que ayudarán a nuestros niños a aplacar posibles nervios.

En el caso del bus, que suele ser la opción más lenta a priori, tenemos la ventaja de poder llevar más bultos de equipaje, facilitando la opción de llevar el carrito del niño más el equipaje. Lo que no puede faltar, sea cual sea el medio elegido, es el entretenimiento a bordo. Algún libro de cuentos cortos para niños, un juego de adivinanzas o un simple peluche pueden ser nuestro mejor aliado.

Cosas que no debes olvidar en la maleta

¿Qué tipo de documentación llevar?

Es básico no despistarse con la documentación. Pese a que el DNI no es obligatorio hasta los 14 años, nunca está de más tenerlo para ir por el extranjero. Aún y así, el Libro de Familia es lo ideal, sobre todo en el caso de tener que demostrar lazos sanguíneos. Llevar la tarjeta de la seguridad social e incluso obtener la TSE (Tarjeta Sanitaria Europea) nos ahorrará sustos inesperados.

¿Qué debo incluir en la maleta?

Solemos caer en la tentación de coger todos aquellos enseres que consideramos básicos. Si viajamos bastantes días, será más factible comprar pañales, chupetes, medicinas o papillas en el propio destino. Y si tu hijo es aún muy pequeño, no está de más que revises lo que debe contener la primera maleta de tu bebé. Tras meter lo básico para el cuidado de los niños, es importante también involucrar a los niños en hacer la maleta. Así irán asociando espacios, aprendiendo a elegir qué se necesita para cada destino y, sobre todo, que lo vean como un juego.

Incluir espacio para juguetes

Es recomendable dejar espacio en la maleta para incluir algunos de sus juguetes favoritos.

Buscar información del destino

También nos será de gran ayudar estudiar nuestro destino, bien en libros o en internet, para conocer de antemano todas aquellas actividades que ofrece. Saber dónde hay parques, ferias o restaurantes temáticos es una ventaja que nos ofrecen las nuevas tecnologías y no debemos desaprovecharlas.

Buscar maneras de identificar a nuestro niños

En un viaje nuestros hijos se pueden perder, así que todo se resolverá antes si alguien puede leer su nombre y algún teléfono en un papel dentro de su chaqueta, por ejemplo.

Adaptar el viaje a las necesidades de los niños

Nunca hay que olvidar que lo primordial en estos casos es la actitud. Si viajamos con menores de edad, los problemas, imprevistos e incomodidades surgirán tarde o temprano. Por lo tanto, lo mejor es estar preparado y tener en mente las cosas que podrían salir mal. No hay que ser pesimista, pero tampoco olvidarse de ello. Al fin y al cabo, ellos son nuestra mayor alegría.