Cosas de pequesRecomendadosCómo amueblar el jardín para que tus hijos jueguen de forma segura

Cómo amueblar el jardín para que tus hijos jueguen de forma segura

Cómo amueblar el jardín para que tus hijos jueguen de forma segura 15 Noviembre, 2017
Muebles seguros para el jardín de tus hijos

Vivir y crecer en una casa con jardín es una de las mejores cosas que les pueden pasar a tus hijos. El hecho de contar con un espacio al aire libre donde jugar y disfrutar del sol cuando hace bueno es un plus que afectará positivamente a su crecimiento y su desarrollo. Pero a la hora de tener un jardín con niños no todo vale, así que tendremos que descubrir cómo amueblar el jardín para los niños a partir de tres premisas básicas: decoración, utilidad y seguridad.

El mobiliario para el jardín de tus hijos

Lo primero de todo será decidir qué mobiliario de jardín vamos a utilizar. Lógicamente, el tamaño del jardín es un factor clave, ya que según el espacio que tengamos las posibilidades aumentarán o disminuirán. Las sillas o mesas son imprescindibles: no hay nada como una merienda con todos los amiguitos o con los primos al aire libre mientras jugamos, pero también pueden ser el lugar para sentarse a hacer los deberes, a dibujar o a leer. Por eso podemos hacer una zona con mobiliario para niños y reservar otra con sillas y una mesa de mejor calidad para los mayores.

Siempre que el espacio acompañe, podemos instalar elementos como una portería de fútbol, unos columpios, un tobogán, etc. Si los niños ya son un poco más mayores, nada como una cama elástica para quemar energías. Cada vez es más fácil encontrar camas elásticas de jardín, en las que todos, y eso también te incluye a ti, pasaréis divertidos momentos saltando. No ocupan mucho espacio, son fáciles de montar y cómodas de guardar, y lo más importante es que son totalmente seguras.



Otra opción interesante, en especial cuando los niños son pequeños, es equipar nuestro jardín con un arenero, donde los más pequeños de la casa pasarán horas y horas jugando. Y en el capítulo del mobiliario siempre podemos añadir una pequeña piscina de plástico, con la condición de que haya espacio suficiente en el jardín. Es un plus, seguro que los niños lo agradecen y lo mejor de todo es que cuando pase el verano la podemos desmontar y disponer de todo el espacio para el jardín.

Como decíamos al principio, elegiremos los muebles siguiendo el criterio de la utilidad. No vale cualquier cosa, y no pondremos una gran mesa o un montón de sillas en el jardín que impidan a los niños disfrutar del espacio o contar con otros muebles que se ajusten mejor a sus gustos y a lo que ellos necesitan. También hay que pensar a largo plazo, ya que si compramos sillas o mesas muy pequeñas llegará un punto en que ya no les sirvan y tengamos que renovar otra vez el mobiliario de nuestro jardín.

La seguridad de tus hijos en el jardín

Una de las grandes preocupaciones de muchos padres es la seguridad infantil en el jardín, en especial si hemos instalado unos columpios y una cama elástica. Sobra decir que solo compraremos muebles que hayan pasado todos los controles de seguridad y calidad correspondientes, algo que se puede comprobar fácilmente asegurándonos de que tienen el logotipo de la CE. También debemos recordar que es muy importante instalarlos siguiendo las instrucciones del fabricante, y siempre los utilizaremos según sus recomendaciones.

Por último debes tener cuidado con elementos como las ramas de los árboles, plantas que pinchen como los rosales e incluso con vallas o esquinas donde los niños puedan hacerse daño. Podaremos las ramas bajas de los árboles, y procuraremos que la zona de juegos de los niños esté lo más alejada posible de esas plantas punzantes que pueden provocar heridas y lloros en los más pequeños de la casa. Así todos podremos disfrutar de ese tesoro que es tener un jardín en casa.