Cosas de pequesRecomendadosCampamentos de verano en el extranjero para que tus peques aprendan idiomas

Campamentos de verano en el extranjero para que tus peques aprendan idiomas

Campamentos de verano en el extranjero para que tus peques aprendan idiomas 27 Junio, 2017

Cuando se acerca el buen tiempo es el momento en que todos los padres empiezan a plantearse qué hacer con sus hijos durante los meses de verano, ya que es posible que los peques se aburran durante los dos meses que tienen de vacaciones y es necesario buscarles algún tipo de entretenimiento en el que hagan amigos, conozcan partes del mundo distintas y, si puede ser, que aprendan algún idioma nuevo. Está claro que los campamentos de verano para niños son la mejor opción para conseguir estos propósitos y que además se diviertan y quieran repetir año tras año.

Campamento de idiomas para los peques

Tipos de campamentos de verano para aprender idiomas

Pero los padres, a menudo, se preguntan si estos campamentos de verano son completamente iguales o si existen modalidades entre las que poder elegir y decidir la que mejor combina con los gustos y la forma de ser de los más pequeños.

En primer lugar, debemos pensar en el idioma que queremos que nuestros hijos potencien: o bien que aprendan a dominar el francés si ya tienen un buen nivel de inglés o si queremos que se centren en estudiar inglés en cualquiera de los puntos de la geografía que estos campamentos ofrecen. En estos campamentos los menores pueden elegir entre dormir en un campus junto a los demás niños de su edad o bien permanecer toda la estancia en una casa de una familia de acogida, que serán quienes les proporcionen la comida y el alojamiento.

Posteriormente, deberemos elegir aquel campamento de verano que se adapte también a las necesidades y a la edad de los niños. De este modo, existen diferentes elecciones: campamentos para niños de 10 años, otros que acogen niños de entre 10 y 15 años, los que comprenden edades de 13 a 17 años, y para aquellos que desean empezar desde más jóvenes existen campamentos que aceptan niños desde los 8 hasta los 15 años.

Finalmente, queda elegir el tiempo que deseamos que los pequeños permanezcan en el extranjero estudiando idiomas, lo que normalmente ronda desde las 2 a las 4 semanas de duración.

Beneficios de los campamentos de verano

Esta opción es una gran inversión, ya que los niños realizan una inmersión lingüística y se adentran en otro lugar en el que no tengan más opción que practicar el idioma, al no existir otro modo para poderse comunicar con el resto de personas. Aun así, hay padres que posiblemente no lo consideren necesario, por lo que vamos a repasar los beneficios que tiene apuntar a los pequeños a un campamento de verano, especialmente uno ubicado en el extranjero:

  • Por primera vez los niños se sienten independientes, viajan solos y sienten que no necesitan constantemente de la ayuda de sus padres para poder realizar las tareas diarias.
  • Los niños conocen un nuevo país, la cultura y la gastronomía de ese lugar. Todo ello son valores fundamentales de un determinado sitio, por lo que es necesario que aprendan a comprender todo lo que ello entraña y a apreciarlo como merece.
  • Allí se encuentran con una gran cantidad de niños de diferentes países que han acudido solos como ellos, de modo que inevitablemente forjan amistades que muy probablemente duren muchos años, lo que provoca que viajen más para ir a visitarlos y que año tras año quieran volver al campamento de verano para verse de nuevo y seguir aprendiendo.

Ya sabemos que todo son ventajas en la idea de que los niños salgan al exterior a aprender idiomas, así que solo nos queda sentarnos junto a ellos y decidir el destino.