Connect with us

Actualidad

La leche materna, un salvavidas para los bebés prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna evita numerosas infecciones en los bebés prematuros. Un reciente estudio recomienda esta alimentación.

Publicado

en

lactancia materna

lactancia materna

La Organización Mundial de la Salud ha emitido recientemente un informe donde advierte de los grandes beneficios de la lactancia materna. De hecho, la OMS destaca que es la mejor dieta para el bebé, especialmente en el caso de los niños más vulnerables. El estudio que se acaba de hacer público ha sido realizado entre 430 mamás y sus bebés y ha revelado que en los recién nacidos prematuros -generalmente con menor peso- el riesgo de contraer infecciones bacterianas disminuye en un 19% si se alimentan con leche materna.



Según la Organización Mundial de la Salud, si el bebé se alimenta únicamente de leche materna durante los  primeros 14 días de vida, reduce en tres veces el riesgo de desarrollar patologías más graves, como la enterocolitis necrosante neonatal (ENN), una de las afecciones más frecuentes en estos niños.

La OMS, además, aporta en su portal digital una serie de consejos para aportar al bebé todos los nutrientes necesarios durante sus primeros meses de vida. En este caso, recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido. Según sus expertos,  su administración debe comenzar en la primera hora de vida. Es esencial para este organismo internacional que al menos durante los primeros 6 meses de vida el bebé se alimente de leche materna. Después puede complementarse con otros alimentos hasta los dos años.

En España nacen cada año unos 4.000 niños con muy bajo peso, una cifra que, según los expertos, va en aumento debido a los avances tecnológicos que permiten a estos pequeños salir adelante.